Todo sobre Ciruelos y Cerezos

Si deseas tener árboles ornamentales y frutales en tu jardín es aconsejable empaparte de todo sobre Ciruelos y Cerezos.  Son árboles que al florear embellecen el entorno con flores pequeñas blancas y rosas emanando un dulce aroma.Los Ciruelos y Cerezos pueden ser cultivados para ornamentación y cosecha de acuerdo a la especie y gran variedad de híbridos.  Si el objetivo es solamente la ornamentación siembra uno en tu jardín o en una maceta.  Puedes ver los Cerezos japoneses, árboles ornamentales, a lo largo de avenidas, alamedas, calles y parques.

Clases de Cerezos

Anteriormente escribí sobre la siembra de los Ciruelos cuyo fruto son las ciruelas, igualmente el fruto de los Cerezos son las cerezas o guindas.  Hay especies muy antiguas y nuevos híbridos que se han logrado al mezclar diferentes clases. . Hay 2 grandes grupos:

  1. Prunus cerasus es un cerezo ácido originario del Mar Negro y el Mar Caspio. La drupa es roja negruzca con figura de corazón y el hueso (la pepita y semilla) es casi lisa.
  2. Prunus avium (cerezo dulce), Prunus cerasus y Cerezo Duke (híbrido de los dos) son los más cultivados comercialmente.  Estas dos primeras clases son originarias de Europa y del Oeste de Asia.

Entre las variedades del Prunus avium estan Napoleón, Noir de Guben, Rosie Rainer, Stella Compact, Temprano Burlat, Ulster. En las del Prunus cerasus tenemos Austera, Caproniana, Pumila, Saliciforia

Siembra en Maceta

Los Cerezos y Ciruelos pertenecen al género Prunus  y son árboles que podemos plantar en maceta; aunque  la mejor temporada para plantar frutales es en Primavera incluso en el Otoño, al sembrarlos en maceta se puede hacer en cualquier época del año. El tamaño reducido del  recipiente no afectará el desarrollo de la planta ya que cuidarás de no dañar las raíces cuando coloques  el que compraste en el vivero de la localidad o por medio de bulbos.

En este vídeo observarás los pasos para sembrar un árbol ornamental de Cerezo.

Para que el frutal crezca recto, coloca estacas de 15cm a su alrededor, atadas al tronco, dentro de la maceta. Al sembrar ten cuidado de no dañar el cepellón y si lo haces por bulbo, envuélvelo en un trapo húmedo durante unos días antes de colocarlo en la tierra.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios