Técnicas de cultivo: terrazas e hidroponia

Las técnicas de cultivo se han mejorado por la experiencia a través de los años y estaciones. Cultivar diferentes productos como vegetales, legumbres, flores, árboles está ligado al suelo y superficie del terreno.

El cultivo puede ser directamente en suelos planos, laderas y regiones montañosas por medio de terrazas y a falta de tierra se utiliza el agua. El éxito de los cultivos se basa en diferentes factores como la clase de suelo, agua, ubicación y temperatura.

Terrazas

La técnica de terrazas ha sido utilizada ampliamente en todos los continentes y durante siglos, para la conservación de los suelos y del agua tratando de evitar la erosión en laderas y montañas que produce la disminución de la producción agrícola, perdida orgánica y contamina el agua en la superficie y subterránea.

Terrazas para cultivos

Las terrazas son una tradición viva y técnica fundamental de cultivo. Sus ventajas son la redistribución del suelo, disminución del deslave durante época de lluvia, eliminación de piedras, aumento de absorción de agua de lluvia, aumento de profundidad de tierra disponible logrando que las raíces absorban mejor los nutrientes.

Construccion: se prepara la tierra en superficies planas para aprovechar el cultivo en  laderas y pendientes. Se excava franjas paralelas a la curva de nivel del suelo y la acumulación de la tierra se coloca a la par de estas franjas obteniendo un paisaje de escaleras montañosas. Esta técnica de cultivo se aprecia por Centro América, América del Sur, África, zonas montañesas de Asia y el mediterraneo.

Hidroponia

Hidroponía
Hidroponía es una técnica de cultivo que no necesita tierra, utilizada donde el espacio es limitado, siendo su elemento esencial el agua. Las plantas cuentan con grava, arena y materiales similares. Se administra suficiente solución nutritiva para el crecimiento de las plantas.

En este vídeo nos demuestran las técnicas de cultivo por hidroponía y aeroponía; las diferencias y ventajas.

 

Aeroponia es otra técnica de cultivo que no necesita una base para crecer sino un ambiente de niebla y entorno aéreo donde  las raíces de las plantas suspendidas se pulverizan constantemente.

Gladiolos

Los Gladiolos florecen de Primavera a Otoño en forma de espiga; de bulbo perennes con diversidad de especies que generalmente alcanzan su plenitud en Verano con flores grandes de 5 pétalos y llamativas.

Los Gladiolos son sinónimo de elegancia considerándose una de las flores más bellas; de aspecto frágil pero resistentes y robustas. Como flor ornamental se siembran híbridos y el ciclo de cultivo dura dos años.

Cultivo

Se plantan en Abril y Mayo por medio de bulbos y cormos que deben de estar firmes y parejos con piel sana que no se sudan al tacto. Al adquirirlos en la temporada correspondiente, debes sembrarlos lo antes posible para que no absorban humedad, caso contrario guárdalos en un lugar seco.  Siembra en tierra directamente o en maceta. La profundidad debe ser el el equivalente al doble de su tamaño.

Al  sembrar los Gladiolos el suelo puede ser arenoso o arcilloso. Si el suelo es liviano y arcilloso es aconsejable colocar una capa de grava o arena para un drenaje excelente; hacer un agujero redondo pequeño y colocar el bulbo con el área de las raíces hacia abajo; apelmazar suavemente la tierra.

¿Qué debes saber?

La ventaja de sembrar en macetas, preferible de barro, es que por ser plantas de exterior pueden ser trasladadas de un lugar a otro durante la floración; después que han quedado solamente las hojas puedes moverlas a un lado del jardín respetando la maduración de las mismas para darle tiempo a que los órganos subterráneos almacenen nutrientes para el próximo año.

Para que los Gladiolos crezcan vigorozamente,la temperatura varia de 15°C a 20°C; resisten temperaturas un poco más bajas pero los calores y heladas, temperaturas extremas, las aniquilan. Las plagas pueden ser alejadas por medio de pulverizadores. Es aconsejable tratar el suelo semanas antes de sembrar, aplicando  fungicidas en los cormos para evitar la fusariosis ( las flores se caen y las hojas se tornan amarillentas)

En este vídeo verás como sembrar flores en macetas  por medio de bulbos .

Las flores reproducidas por bulbos pequeños se ven bellas al sembrarlas agrupadas, si los bulbos son grandes los grupos deben distanciarse  cada 15 cm.

 

Cultivo del manzano

Los manzanos son árboles  de fácil cuido y de larga longevidad (60-80 años).  Florecen durante la Primavera con bellas flores rosado pálido o blancas en número de 3 a 6 unidades en corimbo.  Algunos frutos maduran en junio y otros en agosto.

Se adaptan a la mayor parte de los suelos y en el jardín aceptan bien el césped. Resistentes al frío, prefieren los climas húmedos y no necesitan gran cantidad de luz solar y calor para la maduración.

Multiplicación del manzano

En España las clases de manzanas más conocidas son: Gala, Verde Doncella, Belleza de roma, Red Delicious, Golden Delicious, Starking, Granny Smith, Johnatan, Camuesa, Morro de liebre.

Se puede multiplicar por semilla, injerto, por estaca (no muy recomendable) y por trasplante de árbol jóven con raíz desnuda. A la siembra se recurre para obtener patrones francos y nuevas variedades.

  • Plantar durante la época de reposo de la savia, desde la caída de las hojas en el Otoño hasta la nueva brotación en Primavera.  La distancia entre los árboles es de 2 a 3 metros en forma horizontal y de 10 a 12mts para sembrarlos en forma libre.
  • Riego: la forma más usada es por inundación aunque en plantaciones se utiliza el riego por goteo o por microaspersión. Desde la temporada que muestran las hojas hasta el Otoño, requieren de frecuente y abundante riego El árbol adulto necesita entre 200 y 300 litros de agua por año.

Abono:

Dependiendo de la carencia de nutrientes y de la necesidad que presenta el manzano, se le abona con boro, cobre, manganeso, hierro, cinc, magnesio, potasio o nitrógeno.

  • Nitrógeno: la carencia se muestra durante el Verano. La corteza de los tallos jóvenes se muestran rojizas, los bordes de las hojas se doblegan hacia el haz y el fruto madura de forma irregular.
  • Magnesio: pérdida de clorofila en la orilla de las hojas, manchas en le centro de las mismas provocando su caída.  El fruto pierde resistencia y se reduce.
  • Potasio:  Debilidad de los ramos, las hojas se rizan, tornándose color castaño-rojizas. El fruto pierde el colorido y es de menor tamaño.

Poda:

En este vídeo verás  los pasos necesarios para plantar adecuadamente un manzano.
)

El fin de la poda es ayudar y corregir las formas de crecimiento y de fructificación de cada variedad. Para que se logren árboles robustos de esqueleto equilibrado que puedan sostener el peso de las cosechas, lograr  abundante producción, iluminar y airear el centro del árbol y eliminar todas las ramas secas, enfermas y no productivas.