Menta, cultivo en maceta

La menta es una de las 5 plantas aromáticas que no deben faltar en casa. Cultívalas en maceta, y cuando empieze a descender la temperatura, muévelas al interior donde puedan recibir luz.

La ventaja de sembrar menta en casa, no es solamente usarla en la cocina o por problemas digestivos como la yerbabuena y la ruda; estas 3 alejan los mosquitos, ratones y las arañas dentro de la casa y en el jardín, su aroma tan deliciosa  es un repelente para estos bichos.

Descripción de la Menta

Las plantas aromáticas son fáciles de cultivar entre ellas el Tomillo, sin embargo cometemos errores al no tomar en cuenta la ubicación, el cuidado y el espacio. Se conocen varias especies e híbridos, entre lso cauels está la Yerbabuena.

Mentha es una aromática herbácea perenne, distribuida en todo el mundo; de rizomas subterráneos, largos y fuertes con hojas opuestas de bordes dentados en color verde claro. Sus flores diminutas en tonalidad lila – blanca estropean el sabor.

Reproducción y cuidados

Para el cultivo de la menta es preferible comprar una matita en lugar de las semillas como podrás ver en este vídeo; en  ambas formas  se reproduce la mente, que es una planta invasiva y al hacerlo en maceta alargada se puede controlar el tamaño en que se extiende.

La menta y todas las aromáticas necesitan riego frecuente y abundante. Sus hojas deben recolectarse antes que florezca y nunca los brotes bajos, sino los más altos. Fertilizar con abonos orgánicos, posos de café, bolsas de té o compost.

La menta y el Perejil deben recortarse cuando tienen una ltura entre 10 y 15 cm.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios