Flores exóticas – Anturios

En los últimos años se han comercializado las plantas exóticas provenientes de países tropicales y en gran parte de Hawai.

En las floristerías y viveros puedes ver una gran variedad de estas plantas. Una de las más elegantes y usadas en arreglos florales para bodas y altares religiosos es la flor llamada Anthurium o anturio. Si te gusta esta flor por su elegancia, esbeltez, y color  entonces atrévete a cultivarla por ser de fácil mantenimiento.

Descripción y origen

Los Anturios son plantas tropicales de las selvas tropicales de Centro América y Sur América. La flor es una hoja modificada llamada espata, amplia y plana, de textura encerada, con colores brillantes y llamativas tonalidades de verde, rosa y púrpura; del centro de la hoja brota un espádice.

Debido a que es muy sensible a las temperaturas bajas, se cultiva preferiblemente en interiores; a pesar de su sensibilidad son plantas que viven  por muchos años.

Cultivo y cuidado

Se reproducen por semillas, acodo, por cortes del tronco y división de plantas hijas y por corte del ápice.

Reproducción por semillas:

  1. Utilizar un recipiente de espuma especial para siembra por semillas con tapadera y agujeros en el fondo para drenaje.
  2. Mezclar  3/4 de musgo y 1/4 parte de carbón de acuario. Poner en el fondo dejando libre un tercio del recipiente para que crezcan las plantas al germinar.
  3. Presionar suavemente las semillas en la mezcla y regar en forma de brisa.
  4. Colocar la tapadera sobre el recipiente. Mover a un lugar cálido y que reciba luz solar indirecta.
  5. Inspeccionar las semillas para ver el crecimiento. Cuando las plantas alcancen la altura de la tapa del recipiente, estarán listas para ser trasplantadas.

Cultivo por trasplante: En una maceta de 10 pulgadas (25,4cm) con agujeros en el fondo, poner tierra preparada hasta la mitad; agregar musgo y 1/4 de turba. Cavar hoyos de 2 pulgadas (5cm) de profundidad y colocar las plantas del semillero. No siembre las plantas profundamente para evitar que la raíz se pudra. Humedecer pero no saturar. Permita que el Anturio reciba luz solar indirecta.

Para el riego, tocar la tierra suavemente para verificar la humead, no permitir que el  suelo se seque completamente.  Las plantas nuevas no necesitan de fertilizante.  Pero si este fuera el caso utilizar uno diluido (03:01:02) lo que significa 3 partes de nitrógeno, 1 parte de fósforo y 2 partes de potasio.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios