Equinacea, planta medicinal

La Equinacea es una planta medicinal que podrías cultivar si posees un pequeño jardín con  espacio de unos cuantos pies cuadrados. Aún si solamente tuvieras una caja para colocar en la ventana.

Podrías cultivar tus propias plantas medicinales para ayudar a aliviar las molestias provocadas por enfermedades comunes. La mayoría de plantas aromáticas que utilizas en la cocina también tienen efecto curativo, tal es el caso de la yerba-buena, manzanilla, ruda y por supuesto la equinacea.

Características de la Equiancea

Anteriormente ya había mencionado sobre otra planta medicinal, la Bardana; ahora será la Equinacea también conocida como Rudbeckia la cual es herbácea y perenne perteneciendo a la familia Asteraceae oriunda de Norteamerica. Tolerante a la sequía y llega a  alcanzar una altura de 1-2mts. De hojas en forma de lanza, verde obscuro y ásperas al tacto. Sus flores son parecidas  a las margaritas pero con el centro sobresaliente y los pétalos hacia abajo, de color morado, blanco, amarillo.  La floración toma efecto desde el Verano hasta el Otoño.

Propiedades

Planta medicinal de gran utilidad durante el Invierno para ayudar al sistema respiratorio.  Aumenta las defensas, disminuye los síntomas de la gripe, infecciones del tracto urinario, enfermedades de las encías y es un antibiótico natural.

Se utiliza toda la planta: raíces, hojas y flores para preparados medicinales, tés, efusiones y cataplasmas. Los nativos de Norteamérica la han usado por siglos contra la mordedura de la serpiente cascabel, úlceras,quemaduras.

Cultivo

Se propaga por medio de semillas en Primavera,  o por división de la planta madre.  En Otoño, se excarva la planta, separando la mitad del cepellón cuidando de no lastimar las raíces; se vuelve a sembrar  ahí mismo la mitad y la otra será para tener una nueva planta.  Esta técnica de separación se realiza a partir del cuarto año de la planta. Crece en terrenos arenosos y herbazales y en el jardín se propaga excelentemente en arriates e incluso macetones.

A continuación os traigo un vídeo donde se muestra una gran plantación de esta planta curativa y oirás la explicación de su gran utilidad.

Su ubicación debe estar donde reciba gran cantidad de sol.  El riego debe ser constante durante todo el año, esperando que el suelo se vea seco para volver a regar. El abono es una vez al año. Ninguna plaga o enfermedad ataca a las especies de la Equinacea pero el exceso de agua es fatal.

Se conocen 3 variedades de esta planta medicinal:  Equinacea Angustifolia,  Equinacea Pallida y Equiancea Purpurea.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios