Cultivo del Membrillo

El cultivo del Membrillo para elaborar compotas, jaleas y dulces artesanales se logra del árbol llamado Membrillero. Su flor blanca similar a las Magnolias origina gran cantidad de fruto de textura parecida al Perote y de tamaño mediano.El tiempo de producción varía de acuerdo a la región en que se encuentra sembrado. En Centro América podéis  observar árboles frutales y ornamentales aislados cuya fruto se recoge en septiembre y octubre.

Descripción

El Membrillo es conocido con el nombre científico de Cydnia oblonga, nativo del Mar Caspio; forma parte de la familia de las rosáceas. Su cultivo ha sido por siglos a nivel mundial; alcanza poca altura pudiendo ser un arbusto sembrado en jardines, huertos y macetas.

Sus hojas son hermafroditas produciendo la  fertilización por sí mismas. El fruto se produce durante el otoño de color amarillento-dorado de de 7-12cm de largo x 6 de ancho. La piel es dura y de aroma y sabor agrio con un gran contenido de potasio y Vitamina C. En el vídeo inferior tendrás información sobre su crecimiento, productividad y forma de consumo.

Reproducción y mantenimiento

La reproducción es a través de semillas o estacas logradas de esquejes de la planta madre. Sembrarlo en tierra suelta y no calcárea con excelente drenaje, a finales del otoño y principio de invierno. La ubicación debe estar donde reciba bastante luz, protegido del viento. Para ayudarlo a su desarrollo, necesita un tutor en los primeros dos años por tener un tallo suave.

Usar abonos orgánicos con fosfato y potasio en pequeñas cantidades para no sobrecargar los frutales; mezclar en la primavera. Manchas de color café y forma ovalada en las hojas es signo de saturación de riego por lo que es aconsejable evitarlo por unas semanas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios