Cotoneaster, arbusto de bayas rojas en invierno

Cotoneaster es otro arbusto de bayas rojas en invierno y flores blancas durante la primavera. Te asombrarás al encontrar diminuta florescencia entre los frutos que picotean diversos pajarillos, utilizado en jardines de rocalla, setos y cubresuelos.

Cotoneaster facilmente  se confunde con los demás arbustos de invierno llamdos Espinos de Fuego, como las Pernetias rojas y el  Durillo todos de bayas que ornamentan  los jardínes y parques durante estos meses formando setos o bien sobre muros y verjas.

Descripción de Cotoneaster

Cotoneaster es conocido con los nombres comunes de Guillomo, nombre que también le dan al Durillo,  Griñolera y Cotoneaster Horizontal; es un arbusto rastrero, perenne,  de hoja caduca; por lo regular mide 1- 1.50 metros de altura por la misma circunferencia. Nativo del Norte de África, la región templada de Asia y Europa.

Forma parte de la familia Rosaceae con el nombre científico de Cotoneaster horizontalis / simonsii con más de 70 especies y cientos de híbridos,  se distingue por:

  • Ramas horizontales en forma de espina de pesca con tallos de 10 – 50 cm de largo estrucutrando el arbusto; los tallos cortos de 1/2 a 5 cm de largo cargan las flores.
  • Hojas verdes ovales alternas.
  • Flores de 5 pétalos en blanco a rosa progresivamente con 10 -20 estambres y 5 estilos diferentes.
  • Bayas rojas que perduran por semanas  en las ramas.
  • Soporta temperaturas de -15°C.

Reproducción y mantenimiento

En este vídeo que comparto verás los cuidados necesarios para el Cotoneaster; se reproducen por esquejes leñosos en suelos no húmedos de sustrato normal  y con  excelente drenaje, situados al sol; se acoplan a la media sombra.

Los pájaros dispersan las semillas en el suelo, basta desenterrar la plántula y sembrarla en una maceta. De manera silvestre alcanzan una latura entre 3 – metros.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios