Árboles frutales tropicales, Zapote, Chico Zapote, Mamey

Los árboles frutales tropicales como el Zapote, Chico Zapote o Mamey pueden ser una misma variedad de fruta o diferente con nombre similar. Todos nativos de Mesoamérica.

En países tropicales, México, Centro América y América del Sur en marzo y abril se disfruta de esta fruta en forma de balón de futbol americano, alargada, de color  café por fuera y marrón – naranja por dentro.

Árboles frutales tropicales longevos

Para sembrar cualquiera de estas variedades de árboles frutales tropicales se requiere de espacio debido a su gran altura y frondosidad. El Zapote, Chico Zapote y Mamey pueden diferenciarse en tamaño, textura y color de la pulpa carnosa. De sabor dulce y refrescante parecido a las Papayas, otras frutas cultivadas en varios países, se  comen crudos, en bebidas, helados siendo muy populares en Guatemala. En otros paíes de la isma región tropical pueden recibir el mismo nombre y ser solamente una fruta.

La característica de estos árboles frutales tropicales es la cantidad de años que les lleva en desarrollarse y dar los primeros frutos. Según la especie, puede ser de 5 a 10 años. Llegan a medir 10 metros de altura con un tronco de color gris, cuya copa abierta es frondosa con grandes hojas verdes y frutos de textura áspera.

Reproducción y mantenimiento

Los Zapotes, Pouteria sapota, más grandes y alargados que los Chicos, éstos redondos y pequeños, contienen 1 – 2 pepitas alargadas marrón oscuro o negras de 5 -10 cm de largo y 1 pulgada de ancho. Mientras que los otros frutos pequeños , sus semillas alargadas son planas. Estas semillas duras deben sembrarse inmediatamente al sacarlas del fruto debido a que pierden su potencial de germinación. La forma más acostumbrada de reproducción es por esquejes y acodos.

Aceptan cualquier clase de terreno, rico en nutrientes o pobre, las semillas se siembran con la punta hacia arriba sobresaliendo ligeramente del suelo. Es sugerible comprar los árbolitos en los mercados locales y viveros debido a que éstos son injertos y se desarrollan más rápido, logrando los frutos después de 2 años.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios