Árbol de Jacaranda o Árbol Azul

Toda persona en algún momento ha deseado sentarse bajo la sombra de un árbol frondoso y ha quedado maravillado al pasar por una alameda.  El árbol de Jacaranda o Árbol Azul puede sembrarse durante el Otoño para que fortalezca sus raíces y tenga el clima adecuado para el siguiente año durante su crecimiento y adaptación.El árbol de Jacaranda mimosifolia florece dos veces al año, en Primavera y Otoño haciendo de jardines, patios, parques, alamedas vestirse de color morado, azul y lila por la caída de sus pétalos que cubren el terreno. Éstos alcanzan una altura de 2 a 10 metros, siendo su madera muy usada en carpintería.

Descripción

La Jacaranda o Árbol Azul, Árbol Helecho, Palisando y también conocido como Tarco es nativo de América del Sur (Argentina, Brasil y Paraguay); actualmente diseminado en las Américas y el Mediterráneo en climas cálidos y subtropicales. Es caducifolio durante unos pocos meses pero al florecer tarda bastante tiempo con flores en racimos y hojas semejantes a helechos de 15 a 30 centimetros de longitud.

Se reproduce por semillas o esquejes leñosos semimaduros.  Durante la Primavera se siembran las semillas que se obtienen del fruto, los ‘chinchines’ o vainas que crecen en grupo son cápsulas leñosas de color cáfe obscuro; nacen en el Otoño y permanecen durante el año.

Cuidados

Acepta cualquier clase de terreno procurando un riego constante durante su crecimiento y luego esparcido en la Primavera, teniendo el cuidado de regar diariamente en el Verano por las temperaturas excesivas. La Jacaranda no requiere de poda formativa pero sí se deben retirar sus ramas secas siendo tan apreciado como el Árbol de La Llama – Flamboyan por su ornamentación en alamedas,

En el vídeo inferior veréis la plenitud de los Árboles de Jacaranda, su florescencia y las vainas ‘chinchines’ donde están almacenadas las semillas.  al agitar éstos producen un sonido parecido a las maracas y es la causa de uno de sus nombres Arbol de Mono.

El abono de toda clase para árboles debe administrarse durante el crecimiento, en Primavera.  Para ayudarlo a fortalecerse y aguantar las primeras heladas de su vida es aconsejable añadir al terreno sulfato de potasio dos veces al año. Su enemigo es el pulgón que ataca sus racimos (panículas)  florales y brotes.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios