Abono orgánico y fertilizante natural en el huerto

El uso del abono orgánico y fertilizante natural en el huerto, jardín y macetas es de gran utilidad para el cuidado del medio ambiente y por supuesto en el presupuesto del mantenimiento de los mismos. Las hojas caídas de los árboles, flores marchitas y cáscaras de vegetales y frutas usadas en la cocina son recicladas en  tierra.

Es esencial conocer la clase de suelo que tienes en tu jardín y en el huerto antes de sembrar  para el cuidado adecuado de la tierra; anteriormente he mencionado sobre la mezcla de humus para enriquecer el sustrato. En algunas ocasiones se debe hace uso de abonos químicos pero siempre que se pueda es preferible utilizar abonos orgánicos y fertilizantes naturales en este caso paso a paso tienes a la mano el compost que habéis estado moviendo en la compostera.

Compuestos de abonos

Los compuestos de abonos naturales o  ecológicos como algunos lo llaman, son fácil de mezclar, siguiendo los  siguientes pasos:

  • Desechos vegetales y excrementos de animales: Mezclar una parte de excremento por tres de residuos de vegetales y frutas.
  • Hojas y ramitas: al caer sobre el terreno sirven de acolchado y mezcladas con tierra son excelente fertilizante.
  • Cáscaras de plátanos y frutas: mezclar con aserrín para disminuir el olor.
  • Cáscaras de huevo trituradas y restos de café molido: mezcla el café seco con las cáscaras sin lavar; aportan calcio a las plantas y repelan algunos insectos además de gatos.

Ventajas de los fertilizantes orgánicos

Los fertilizantes o abonos orgánicos provienen de la naturaleza mientras que los inorgánicos son fabricados por la industria. Las ventajas al usarlos están permitiendo la mayor demanda de frutas y vegetales para consumo humano; se aprovecha los residuos orgánicos y fijan el carbono en el terreno y de esta forma se absorbe mejor el agua.

En el vídeo superior visteis el riego por goteo siendo también una manera de agregar el fertilizante líquido. Sin embargo al no ser tratados adecuadamente pueden ser fuente de patógenos. Entre los diferentes abonos orgánicos encuentras el estiércol, la gallinaza, dolomita, humus, cenizas y compost.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios